Joven nicaragüense apasionada por la aviación

Anielka Espino a su corta edad se dio cuenta que estaba hecha para volar, y muy alto. Al salir de la secundaria quería convertirse en piloto, pero decidió estudiar Comunicación Empresarial, paso el tiempo y se dio cuenta que nadie podía cortarle las alas.

Periodista Tania Rostran.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *