La Joya, el lugar de los XV años de Rubí que no tiene drenaje, señal de celular… ni internet

En la Joya no hay señal para internet ni celular, tampoco drenaje y alcantarillado.

A pesar de la lejanía de algunas comunidades, las remesas familiares llegan desde Estados Unidos. Ese es el caso de la Joya, que en los últimos días el mundo descubrió tras el video que se volvió viral en las redes sociales.

En la Joya, que pertenece al municipio de Villa de Guadalupe en San Luis Potosí, vive Rubí, la quinceañera cuyo padre invitó a la gran fiesta que dará con motivo de las 15 primaveras de su hija.

En Villa de Guadalupe, el Banco de México (Banxico) reporta remesas por 133 mil 68 dólares, cantidad que parecería mínima, pero se trata de un municipio con 58 comunidades y apenas 8 mil habitantes de un estado que recibe 254.9 millones en remesas.

Según Banxico, entre julio y septiembre de este año, en el municipio de Villa de Guadalupe se recibieron 133 mil 68 dólares en remesas, cifra menor a lo que registró en trimestres anteriores.

Villa de Guadalupe se encuentra a 192 kilómetros al norte de la capital potosina. En enero de 2015, las remesas en ese municipio alcanzaron su punto más alto con 200 mil dólares y el más bajo en agosto de 2013.

En Villa de Guadalupe la gente, como el padre de Rubí, se dedica en su mayoría a la ganadería y otros medio viven de remesas que envían desde Estados Unidos.

De acuerdo con una encuesta del banco central, cuyos datos fueron facilitados al Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos, la mayor parte de los recursos por remesas que reciben las familias mexicanas se usan en manutención, salud y educación.

La gran mayoría de estos flujos se efectúan por periodos de más de un mes. Así, el monto mensual promedio más alto es para cónyuge e hijos con 781 dólares en 25.6 veces al año, seguido de la madre con 245 dólares y 14.3 veces.

A los padres se les envían 244 dólares en promedio al mes sumando 12.9 envíos al año; a los abuelos les llegan155 dólares al mes y casi 11 veces al año.

Maestros y alumnos de la Escuela Preparatoria número 21 “Teodoro Torres Flores” esperan impacientes a Rubí Ibarra García, para tomarse “la foto grupal del recuerdo” por la fama mundial que logró con la invitación a su fiesta de XV años, y pedirle que sea el conducto para que las autoridades atiendan las carencias del plantel.

La preparatoria pública opera en el esquema de cooperación, con aportaciones de padres de familia; tiene un salón para la clase de Informática con 46 computadoras, pero de éstas sólo funcionan entre 12 y 15 y carecen de Internet.

Es irónico que Rubí sea tan famosa por un video subido a Facebook, en el que más de un millón y medio de personas han respondido que estarán en su fiesta, cuando en su escuela las computadoras no sirven, comentó el director de la institución, Rubén Mata Zavala.

Rubí tiene que recorrer 20 kilómetros de la comunidad La Joya a la cabecera municipal para asistir a clases en el turno vespertino de la preparatoria, ubicada en la calle Tepeyac; otros 189 alumnos llegan de 30 comunidades rurales, la mayoría son hijos de campesinos.

“Es una niña muy aplicada, muy cumplida, muy trabajadora”, señaló el profesor.

La semana pasada la madre de Rubí acudió a la escuela a pedir un permiso porque su hija tenía que atender compromisos y aunque en el plantel esperaban que volviera el viernes, ella no se presentó. Tampoco lo hizo en la posada escolar que llevaron a cabo hace días, ni en el intercambio de regalos.

–Mejores amigas

Sus cuatro “mejores amigas”, Yoali, Cristal, Daniela y Aylin dicen estar felices por la popularidad de Rubí, quien el jueves pasado les comentó “que se sentía emocionada porque estaba conociendo famosos”.

Las alumnas dicen estar felices por el momento que está viviendo su compañera, pero agregan que ya es tiempo que esté de nuevo en la escuela. “¡Muchas felicidades por los 15 años, te queremos chaparra pero ya vuelve, ¡te extrañamos!”, exclamó Yoali.

“Rubí nosotros te queremos mucho y ya regresa a la escuela porque ya te extrañamos mucho y échale ganas, y aquí estamos todas para apoyarte”, expresó Aylin.

–Chambelanes

En el salón de primer semestre un alumno alza la voz: “¡Una porra para Rubí!”; la reacción es inmediata y corean vivas para la próxima quinceañera. En el grupo sobresalen Diego Vallejo, vecino de la comunidad y Daniel Puente, quienes serán sus chambelanes. Los estudiantes dicen haber ensayado para el baile sorpresa, que será de música de banda y tener listo el atuendo para la ocasión: Pantalón negro, camisa negra y moño rojo, este último del color del vestido de la festejada.

“Nos llevamos muy bien con ella y nos dijo que si queríamos ser sus chambelanes y le dijimos que sí. Ni nos imaginamos que iba a ser tan famosa”, agregó Diego Vallejo.

Sin embargo, la familia de Rubí contrató un ballet para el vals porque ya no tuvo tiempo de ensayar. “Los chambelanes sólo la acompañaremos a misa y en el baile sorpresa”, explicó Puente.

La maestra de Informática, Rosy Estrada, celebró el momento que está viviendo su alumna Rubí, quien es “una niña muy traviesa, con mucha chispa, muy amigable”. Esa popularidad, dijo, “espero que la aproveche, que aparte de disfrutarla haga cosas buenas, que ya que se dio a conocer, dé a conocer la comunidad Villa de Guadalupe”.

La profesora señaló que cuando apareció el video en el que su padre invita a la fiesta de XV años, para el 26 de diciembre, nadie le hizo ningún comentario (los alumnos la siguieron tratando normal) “y ahorita la extrañan y la vamos a recibir con un abrazo”.

–La voz de la secundaria

El director de la Preparatoria informó que están cerrando el cuarto periodo del primer semestre y en el caso de Rubí, ante la situación de la popularidad que se le dio, la mamá pidió permiso para ver si le considerábamos que no asistiera unos días y se le autorizó.

“Aparte de que la niña es dedicada, es trabajadora, cumple con sus trabajos, y eso fue lo que nos permitió también a nosotros acceder para poder darle el permiso”, señaló el director.

El docente dijo que la van a invitar a que se presente esta semana, que aún están en exámenes finales, porque necesitan saber en qué condiciones va a quedar con el cierre del semestre.

“La estamos esperando para tomarnos una foto también con ella, pero no ha llegado. La verdad que sí, queremos que venga, que esté presente, pero, pues bueno, no ha sido posible. Los muchachos la están esperando para felicitarla y ver en ella lo popular que se ha hecho hasta ahorita”.

Espera que Rubí, por la fama que ha ganado, pueda ser la voz de la escuela para que sea atendida en las carencias que tiene, y las autoridades que en sus campañas han prometido mejoras para el plantel las cumplan.

Rubí podría ser comisionada para que en la próxima gira del gobernador Juan Manuel Carreras, lo invite a la escuela y solicite los apoyos para mejorarla.

“Tenemos muchas carencias; mire, por el tipo de escuela, esta escuela no está incorporada a la Secretaría de Educación Pública (SEP) directamente, o sea, que por parte de Gobernación; nosotros es por cooperación de los padres de familia; entonces se tienen limitaciones”, explicó.

Mencionó que los padres de familia son los que absorben gran parte de lo que se les da en estas escuelas y la mayoría de los padres de familia pues son campesinos, entonces las cuotas no son tan elevadas; “por ello es que nosotros carecemos de este servicio de internet, puesto que sería un gasto extra para los padres de familia”.

Agencias. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *