¿Por qué atraen los casados?

No son casos excepcionales. A muchas les pasó. Lo vimos, advertimos que tenía un anillo pero igual nos interesó. O, al menos, no lo esquivamos. Y ni bien surgió la oportunidad iniciamos una relación, aún sabiendo que el señor tenía esposa. ¿Qué nos lleva a sostener y elegir este tipo de relaciones? ¿Nos gusta sufrir o simplemente no estamos listas para un compromiso serio? Las preguntas son muchas; las respuestas, también. Con ironía, la psicóloga y sexóloga Adriana Arias invita a la reflexión.

– Porque estamos convencidas de que lo único que le pasa al casado es que se equivocó de señora.

– Porque no hay nada más atractivo que descasar a un casado y hacerlo nuestro.

– Porque es un trámite más rápido en nuestro objetivo “varón candidato a marido”.

– Porque un tipo que fue marido y padre durante tanto tiempo debe ser un buen tipo.

– Porque queremos que finalmente sea feliz y no sufra más soportando a esa bruja.

– Porque tiene todas las condiciones y recursos y no los disfruta.

– Porque no hay mejor amante que un casado que resuelve sus históricas y eternas frustraciones sexuales con nosotras.

– Porque encontrarnos con él es lo que más se parece a ver a un chico en el circo, tan feliz, tan agradecido.

– Porque nos da tiempo a ponernos espléndidas en cada encuentro (bañadas, depiladas y perfumadas) y no como ella que siempre tiene olor a ajo.

– Porque se nos perdona todo, y todo es mucho, dado el sacrificio que padecemos por no poder él estar a nuestra altura.

– Porque tenemos otorgados todos los derechos de engañarlo si se nos antojara.

– Porque es fantástico acompañarlo y sostenerlo en sus tantos problemas pero no tenemos que ocuparnos de ninguno.

– Porque somos tan dadoras.

– Porque no tenemos que pagar por nada y… De nada, faltaba más.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un comentario sobre “¿Por qué atraen los casados?

  • el noviembre 10, 2016 a las 10:08 am
    Permalink

    Muchas veces comienza con un juego.. y dejamos pasar el tiempo y cuando nos damos cuenta ya estamos bien. Involucradas en esa relación y es en ese momento que se empieza a ser egoísta,pensamos que merecemos que el ya sea tuyo.. que deje su hogar por ti, según por los años que an vivido juntos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *