Joven de 21 años vive como bebé

Jess tiene 21 años pero usa pañales, toma leche en mamadera y duerme en una cuna gigante. Ella se viste y vive como una verdadera bebé con un objetivo, recuperar su infancia.

La joven fue abusada cuando tenía apenas dos años. Su vida se transformó en constante depresión y trastornos de ansiedad, luchando contra los fantasmas de su pasado.

Pero ahora con ayuda de su novio encontró una forma de vivir una infancia como siempre soñó, transformándose en una bebé en un juego de rol que ha recibido muchas críticas.

La pareja de Lakeland, Florida, Estados Unidos, que prefirió reservar sus apellidos, cuenta que gracias a este juego de edad son más felices y Jess ha ganado más confianza y ha ido olvidando los traumas.

Luego de un abuso, las maneras de lidiar con el trauma son variadas y en este sentido ninguna se puede descartar ni discriminar, según declaró Gabrielle Shaw, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de caridad del Reino Unido para las personas víctimas de abuso en la infancia a Mirror.

“Aunque no es usual en el esquema general de las cosas, esto no es algo con lo que no estames familiarizados. Oímos todos los días de adultos sobrevivientes de abuso infantil y la forma en que se han visto afectados por lo que les sucedió. Todos los sobrevivientes son diferentes y hacen frente de diferentes maneras al asunto. Este método de enfrentar la situación, actuando como un bebé adulto, parece estar funcionando para esta sobreviviente en particular, que dice que nunca ha sido más feliz”.

Jess y David llevan 4 años juntos y aseguran que el personaje de la bebé tiene que ver con una forma de vivir, de encontrar la paz, y en lo absoluto con un juego sexual.

Nosotros nunca tenemos relaciones sexuales mientras estoy en mi rol, aunque para mucha gente es una perversión sexual. Para nosotros, se trata más de disfrutar de la dinámica dominante/sumisa en nuestra vida cotidiana. Siempre fui muy infantil en mis gestos de todos modos, por lo que esta ha sido una especie de progresión natural para los dos. Me gusta la sensación de que David sea mi protector, esa persona en la que puedo confiar para cuidar de mí y que él sienta que lo necesito”, dice Jess sobre esta vida bastante particular que llevan, que les ha costado todo tipo de coas en las redes sociales, sobre todo en YouTube donde un reportaje que se realizó sobre ella suma más de 50 mil reproducciones en sólo 1 un día.

“Algunas personas me han llamado un pedófilo y se han burlado de Jess. Pero, en realidad, sólo trato de ignorarlos. Nos sentimos bien y no estamos haciendo nada malo. Mi cosa favorita sobre ser el ‘papá de Jess’ es cuidarla, preocuparme de ella. El juego de rol no tiene nada de estimulante sexualmente para mi, en ninguna forma. Simplemente me alegra cuidar de ella y esto ha mejorado nuestra relación”, comentó su novio David, de 24 años.

“Este juego de edad es realmente mi mejor forma de escapar y me permite recuperar la inocencia de mi infancia y ‘vivirla’ de la manera que siempre quise. Pero además de eso, la regresión y ser “pequeña”, otra vez, simplemente encaja con mi personalidad. Me permite ser juguetona y tierna, que es justo como soy naturalmente, por eso creo que aún habiendo tenido una infancia más normal, estaría disfrutando de este estilo de vida”, asegura que le encanta usar pañales, pero sólo para orinar, ya que ‘hay ciertos límites, que hay que respetar’.

Página 7

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *